Tratamientos para la eliminación de las várices

December 13, 2011

Las terribles várices son odiosas por dos motivos muy grandes: Son dolorosas y hacen que nuestras piernas luzcan muy mal.

Las várices aparecen cuando las venas dejan de funcionar correctamente, esto debido a que nuestro corazón es un músculo que contiene válvulas que bombean rápidamente la sangre a todo nuestro cuerpo, sin embargo las válvulas de las venas que se encuentran en nuestras piernas no tienen la misma fuerza para regresarla y además es el sitio donde la gravedad ejerce mayor presión. Es por esto que las venas se transforman en bolsas cargadas de sangre con apariencia roja o morada, de aspecto nada agradable.

Quienes las sufren se quejan de pesadez de piernas, hinchazón, calambres, picores, sensación de calor, e incluso fuertes dolores. Son mucho más comunes entre las mujeres, sobre todo por el efecto del embarazo y las hormonas.

Existen diversas clases y tipos de várices que pueden ir desde las que tienen aspecto de arañita, hasta grandes troncos varicosos. En este último caso, el problema  puede ser muy serio y no debe ser pasado por alto, ya que puede derivar en una flebitis. Una vez que han sido detectadas, siempre es recomendable acudir con un especialista para tratar de buscar la mejor solución.

En la actualidad existen muchas técnicas quirúrgicas para tratarlas.

Para las várices pequeñas se suele emplear una técnica que consiste en inyectar una solución química que produce inflamación de la vénula que luego cicatriza. Esta técnica implica varias sesiones y no duele ni representa complicaciones.

Hay otros tratamientos y cirugías que se pueden recomendar para casos más serios:

-Láser: Es un procedimiento en el cual se inserta en la vena una pequeña fibra láser que provoca que la vena colapse. Se utiliza anestesia local y el paciente sale caminando el mismo día de la cirugía.

-Radiofrecuencia: Es un procedimiento similar al anterior, en donde se introduce un pequeño cáteter que dispara una pequeña energía de radio que colapsa la vena.

-Tratamiento con Espuma Ecoguiada: se utiliza espuma o Foam que se coloca mediante un dispositivo especial en la vena, guiados a través de una pantalla.

-Mini-incisiones: Las várices muy grandes se pueden extraer a través de orificios hechos con aguja.

-ENOF: Por sus siglas en inglés (Tratamiento Endoluminal de Oclusión), es un procedimiento simple y rápido totalmente ambulatorio, en donde no hay heridas ni suturas y la recuperación es casi inmediata.

Es muy importante recordar que antes de decidirse por cualquiera de estos u otros tratamientos, certifique que está siendo tratado por un médico especialista  (un cirujano vascular), que le asegure que la opción que usará en su caso, es efectivamente la mejor para usted.

Condivide en:
  • Print
  • Twitter
  • Facebook
  • Digg
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>